Maxlook Lima Cristal Naranja
  • Higiene: No absorben humedad y son fáciles de esterilizar
  • Resistencia: realizadas en cristal Checo Templado, casi irrompible
  • Larga duración: la superficie pulida tiene garantía de por vida
  • Seguridad: los bordes de las limas han sido pulidas a mano
  • Funcionalidad: manicura, pedicura, eliminación de durezas, …

Gracias al uso de una tecnología especial en la fabricación del cristal, nuestras limas de uñas son excepcionales en comparación con otras. La superficie de limado posee una estructura única y suave que protege a la uña de cualquier daño. Es imposible alcanzar este tipo de estructura en una lima normal que no sea de cristal.

Son fácilmente esterilizables usando métodos tradicionales, evitando así la propagación de infecciones u hongos.

  1. Uñas redondas: es una forma muy común. Se trata de dejar crecer la uña y limar los bordes dando una forma redondeada. Son muy prácticas ya que se rompen menos y apenas se enganchan.
  2. Uñas ovaladas: se consiguen dándoles la forma más alargada y limando más los bordes, es un tipo de uña muy elegante y femenino. Para darles esta forma conviene tener una mayor longitud de uña.
  3. Uñas almendradas: se parece a la forma ovalada pero se afina más en la punta, simulando la forma de una almendra.
  4. Uñas en punta: (o stiletto) estilizan los dedos y son ideales para manos más gruesas o de dedos anchos. Además nos evocan a tiempos pasados pues tienen un aire retro, como de película.
  5. Uñas cuadradas: Son muy sencillas de conseguir pues solo hay que limar recto, sin más complicación.
  6. Uñas cuadradas con las esquinas redondeadas: si llevas las uñas cuadradas y se te rompen mucho las esquinas opta mejor por redondearlas.
  7. Uñas cuadradas en óvalo: si limamos las uñas en óvalo y a continuación las limamos rectas en la punta conseguiremos esta forma.
  8. Uñas arqueadas: se consiguen limando bien rectos los lados de la uña y luego dándole una forma semicircular en la punta nada más. Para llevar esta forma también se requiere un largo considerable de uña.

Mantenimiento de la lima:

  • Lave su lima para eliminar el polvo y estará como nueva otra vez. Llévela siempre en su funda protectora (de plástico) para prevenir roturas inesperadas. Evite dejarla caer sobre una superficie dura.
  • Lave su lima con agua caliente, usando una esponja si así lo prefiere. Otros métodos posibles como agua hirviendo, lámparas de infrarrojos, autoclave o detergentes son usados en su mayoría en salones profesionales de manicura.
  • Varios colores atractivos